Andrés López celebra diez años de ‘La Pelota de Letras’ | El País – Noticias de Cali, Valle y Colombia

Andrés López celebra diez años de 'La Pelota de Letras' | El País - Noticias de Cali, Valle y Colombia.

Andrés López celebra diez años de 'La Pelota de Letras'
Domingo, Abril 26, 2015 | Autor: Juliana Londoño | Reportera de El País
0
88
3
0
Andrés López celebra diez años de 'La Pelota de Letras'
"Ya son 10 años en los que mi carrera me ha convertido en un artista internacional", comenta López
Foto: Colprensa - El País
Andrés López Forero, el creador de La Pelota de Letras, considerado uno de los precursores del Stand Up Comedy en Colombia, está en Cali para presentar en el Teatro Jorge Isaacs seis funciones de la obra que le dio fama internacional y que cumple una década.

Su primera vez en la capital del Valle fue en 1979 cuando su tía, que estaba casada con un caleño, los invitó a él y a doña Olga, su mamá, a pasar el Año Nuevo y la Navidad.

Lea tambíen: El éxito de Andrés López no para de rodar.

“Nos hospedamos en el Edificio España. Ganó el América y me acuerdo de la calle llena de banderas rojas. Mi primo salió con un bate de béisbol a celebrar y se lo robaron, fue una experiencia muy chistosa”.

Dice que esta generación ofende diciendo ‘Búsquese en Google a ver si existe’. ¿Lo ha hecho?
No ya no. Es que los ‘Andrés López’ somos como la mitad del planeta. Es lo mismo que llamarse John Smith. López es un apellido que llegó a Cuba y el señor López se encargó de reproducirse con cuanto se movía, entonces llenamos medio directorio telefónico en cualquier país latinoamericano.

Si uno se busca en Google no termina nunca. Hay deportistas, presentadores, el escritor que negoció sus secretos a cambio de la libertad y hasta un comediante en Ecuador al que la gente iba a ver pensando que era yo. Tantos hay que en Twitter me puse @lopezandres

Si su generación se basaba en el miedo. ¿En qué se basa la de ahora?
No sé. Ahora los papás son los asistentes. Los nenés tienen muchos compromisos: dos cumpleaños al tiempo, clase de ballet, de taekwondo y caligrafía. Toca llevarlos de aquí para allá.

En mi época a uno lo mandaban a la calle con cuatro amigos en bicicleta y llegábamos tres, porque a alguno lo robaban en un potrero. Tocaba hacerle un marco del recuerdo.

A los de ahora los teletubbies les amortigüaron el miedo. Cuando yo era el niño y me nombraban el ‘Coco’ me imaginaba un teletubbie, ahora los niños adoran los monstruos, se disfrazan de Maléfica y de zombies.

Qué fue peor, ¿la pubertad o la madurez? Sí, dijimos “madurez”.
La pubertad para un hombre es mortal. Uno entre los 10 y los 23 años tiene las hormonas de un toro, un cuerpo delgado y la billetera vacía. Las hormonas las estrené como a los 28 años.

No sé cómo estén las nuevas generaciones, pero en mi época, a uno le gustaba una niña y a la niña le gustaban los inalcanzables, los pinta del barrio, unos ‘Chayannes’ que no les paraban bolas.

Si el secreto para conquistar es el humor, usted debe ser un casanova...
Lo que pasa con los que conquistan a través del humor, es que la niña se enamora y después quién se la quita de encima.

El pinta consume a la carta, pero la que se enamora con la risa quiere quedarse hasta el final, dice ‘este es el papá de mis hijos porque me va a tener siempre entretenida’.

No hay posibilidad de ser promiscuo cuando se es comediante. Yo afortunadamente salí juicioso hasta el borde de la tontería.

Soy muy chévere con mi esposa que es mi mejor amigo y amiga, porque le cuento todo.

¿Qué es lo que quieren las mujeres?
Viven de dos energías alternativas, la eólica y la solar. La primera es que le dé el aire de la calle, porque si no alegan por ponerlas a ver una película pirata en computador, otra vez.

Y la energía solar es que de vez en cuando uno se vaya con ella a que se aplaste a tomar el sol todo el día y a no hacer nada. Las tres ‘T’: tostar, tirar y trancar.

A propósito de mujeres, ¿sabía que las novias de sus amigos admiraban sus pestañas?
A cada hombre le dan un kit para que se defienda. A mí me dieron las pestañas. A Cristiano Ronaldo que le dieron todo, es pinta, millonario y le hacen los pases.

Para qué más. Si tiene hasta marca de calzoncillos. Dios es injusto, se ensaña con una gente.

Si no mire a Luis Miguel o a George Clooney. En cambio a uno le tocó aprenderse el teorema fundamental del cálculo.

¿Qué tal le va de amigo?
Bien. Aunque uno como se fugó con el circo tiene poco tiempo de estar al tanto de los amigos, que están regados por el mundo, porque somos la generación que tuvo que irse a viajar.

A veces llegó a Ecuador y llamo a Juan Pablo y como trabaja en una finca orgánica me toca dejarle la razón en la casa. Mis otros amigos están en Córdoba, España; o en Estados Unidos, eso toca es por Facebook, para saber en qué andan.

Los otros amigos son las personas con los que trabajo, a los que uno ve y les dice ‘si supo, Angelita embarazada’, ‘¿Qué hubo y el novio?’, y ‘Vea, ¿y la universidad’? Con ellos he visitado más centros comerciales que con mi mamá, y en España hemos visto más iglesias que con ella.

Cuando uno va a Estados Unidos va a los ‘mall’, pero cuando uno va a Europa debe ir a iglesias, museos y parques. Aunque no seamos injustos con Estados Unidos, porque uno se ‘patonea’ todo, no ve que allá hay museos hasta de la nalga.

¿Cómo quiere que lo recuerden?
Como el que hizo algo al respecto.

¿Usted maneja sus redes sociales?
Tratamos, pero es que eso es como recoger un aguacero con jeringa. Toca llevarlas con cuidado porque hay bastante loquito.

Y está la Santa Inquisición de Twitter, donde un error de ortografía se castiga con la muerte.

Las redes son como el circo romano, donde los gladiadores ‘provocatus’ trataban de atizar las peleas. Ahora para comunicar sus cosas tiene debe ser cuidadoso.

Antes uno les contaba todo a los amigos, ahora es ¡cuidado con la foto!, que atrás no se vea nada publicitario, que pilas con qué comunidad ofendemos...

El mundo se ha vuelto muy ofendible. En las redes están los amigos y también los colados.

¿Qué tal su paso por el cine?
Se trabaja demasiado y la exigencia laboral es extrema. La próxima vez que alguien piratée una película: ¡Va la madre! Porque esa gente trabaja muy duro.

Trabajar en el campo y en el cine es parecido. Se trabaja desde la madrugada y hacen las ‘power naps’, las siestas con las llaves de la casa en la mano, cuando se caen uno se despierta y sigamos.

En su programa de Direct TV, ¿cómo le ha ido de entrevistador?
Es complicadísimo, la admiración me puede. Soy subjetivo. Imagínese tener a Santiago Posteguillo, que es el papá de las letras y no decirle nada.

O a Cecilia Bolocco, a la que admiro con toda el alma... O haberle visto los ojos a Valeria Mazza y saber que no son píxeles, cómo no decirle que es una diosa.

Comments are closed.